Vuelve la moda de los bolsos que parecen bolsas

Simon Miller se inspira en Jil Sander de la misma manera que Demna Gvasalia lo hace en Chanel (y de nuevo, en Raf Simons durante su época al frente de Sander). Ah, y luego está Jeremy Scott para Moschino

A future addition to my @simonmillerusa collection… #Resort18 @netaporter

Una publicación compartida de Lisa Aiken (@lisa.aiken) el

Si hace unos días veíamos cómo Demna Gvasalia ha recuperado uno de los hits de Karl Lagerfeld en Chanel (una copia del icónico bolso Rue Cambon imitando las bolsas que te dan cuando compras algo en una de sus tiendas, pero en versión para Balenciaga), ahora es el turno de Simon Miller y su lunch bag, reinterpretando un bolso que sacó Raf Simons para Jil Sander hace unos años. Una alternativa en piel de lo que vendría una de esas típicas bolsas de papel reciclado sin asas que se suelen llevar enrolladas y en la mano.

Jil Sander versus Simon Miller

ji-sander-paper-bags-fall-winter-2012
El modelo de Jil Sander es de la colección masculina de otoño/invierno 2012. Y tanto en piel como en papel se agotó enseguida.

bolsa-papel-moschino
El listo de Jeremy Scott también tiene su propia versión de Otoño-Invierno 2017.

Balenciaga versus Jil Sander

bolsa-plastico-jil-sander-primavera-verano-2011
Bolsa de acetato a modo de bolso, de la colección de Primavera/Verano 2011 de Raf Simons para Jil Sander.

Chanel versus Balenciaga

shopping-bag-imitando-bolsa-papel-balenciaga-chanel
A la izquierda, propuesta de la colección masculina Otoño-Invierno 2017 de Balenciaga (que ahora mismo en Colette se puede reservar por 995 euros). A la derecha, desfile Primavera/Verano 2009 de Chanel.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>