Cuando la moda se vuelve loca (y nosotros más)

Después de sus bolsos perla, Lego, bidón de gasolina, caja de cartón típica de Take Away chino o tetrabrik de leche (de Coco), la bandolera bobina de hilo es la última extravagancia de Karl Lagerfeld. Para Chanel Otoño 2016. (Foto: cortesía de la marca)
Después de sus bolsos perla, Lego, bidón de gasolina, caja de cartón típica de Take Away chino o tetrabrik de leche (de Coco), la bandolera bobina de hilo es la última extravagancia de Karl Lagerfeld. Para Chanel Otoño 2016. (Foto: cortesía de la marca)

Cuando no nos dejan indiferentes, nos descolocan con excentricidades que vistas desde fuera parecen un auténtico disparate. Una tomadura de pelo. Y no nos referimos (solo) a Paco Rabanne y su momento Nostradamus al anunciar un fin del mundo que todavía estamos esperando, ¡bienvenidos al maravilloso y loquísimo mundo de la moda en 2016! La pasarela y la calle han sido testigos últimamente de muchos momentos que pasarán a la historia por ser un gran WTF?! Y la mayoría tiene una explicación completamente lógica, y lo que puede ser más importante: un respuesta comercial. Ahí vamos.

El bolso con forma de envase de perfume de Chanel triunfó en el street style. Miroslava Duma no dudó en lucirlo durante las Semanas de la Moda de 2014. ¿Lo quieres? puedes hacerte con él en el mercado de la segunda mano. Aunque hay modelos igual de originales pero con distinta forma
El bolso con forma de envase de perfume Chanel Nº5 (de la colección Crucero 2014 presentada en Singapur) fue un hit que todavía colea a día de hoy en forma de funda de móvil. Miroslava Duma no dudó en lucirlo durante las Semanas de la Moda de aquel año. ¿Lo quieres? Puedes hacerte con él de segunda mano en Vestiaire Collective. Igual que con el resto de bolsos temáticos, considerados todos auténticas piezas de coleccionista que como tal, van de lo más buscadas. ¿Veis como la cosa no era tan de locos?

Dream de Viktor & Rolf

Naomi Campbell fotografiada por Mario Sorrenti como si nada pasara por las calles de NYC
Naomi Campbell fotografiada por Mario Sorrenti en Nueva York, con un abrigo tridimensional de la colección otoño-invierno 2008 de Viktor & Rolf. Con ella los diseñadores holandeses querían reivindicar, mediante el surrealismo que les caracteriza, una moda menos rápida y con más personalidad. Almas de cántaro…

El McDonald’s de Moschino: contigo empezó todo

La primera colección de Jeremy Scott para Moschino se basó en el fastfood y en McDonald's. Obviamente, Chiara Ferragni -que se lo enfunda todo- no se come una burger ni por asomo, pero al postureo no le gana nadie. Y no dudó en lucir este jersey/vestido

La primera colección de Jeremy Scott para Moschino (la de otoño-invierno 2014) fue un homenaje en toda regla a Franco, el fundador de la casa, y azote de la moda convencional. Y es que Jeremy no se ha inventado nada. Simplemente ha llevado esa misma filosofía de no tomarse la moda tan en serio, al extremo, y su fórmula ha triunfado como la que más. Porque otra cosa no: pero ya tiene mérito que seamos capaces de  perder la cabeza por una funda para móvil con forma de limpiador de cristales . O de cajetilla de tabaco.

La primera vez que vimos sus diseños inspirados en Ronald McDonald y Bob Esponja no dábamos crédito, pero después llego Barbie y ahí su concepto de moda basura nos llegó al alma. Más tarde vinieron los Looney Tunes, Super Mario Bros o las Supernenas, y a esas alturas de la película ya habíamos caído rendidos a sus encantos freaks.

Ironías de la vida (y de la moda), ellas que pisan raramente una hamburguesería -y si lo hacen escogen la opción vegetariana-, la mayoría de blogueras no dudaron en lucir este jersey-vestido en múltiples ocasiones (por si quieres emular a Chiara Ferragni, la italiana completa el look con unas botas Dr.Martens, un bolso Hermès vintage y las clásicas aviador de Ray-Ban).

[show_shopthepost_widget id=”1680323″]

Los armadillos de Lee McQueen

Una de las idas de olla más hardcore de la historia son los zapatos Armadillo de Alexander McQueen. Por creaciones así a una le posee el espíritu de Belén Esteban y MA-TA.
Los zapatos armadillo de Alexander McQueen -imitan con su silueta el caparazón de este peculiar animal a la vez que recuerdan, por su exagerada forma, el arqueado pie de una bailarina cuando está de puntillas- son seguramente el calzado más icónico de la última década. Una rareza hecha de madera y piel de pitón, que puso a prueba a las modelos en uno de sus desfiles más memorables, por ser el último antes de morir: el de la colección Primavera/Verano 2010.  En un principio solo se produjeron 21 pares ya que estaban pensados exclusivamente para la pasarela. Hoy en día son un zapato de museo.

Los face coat de Prada (entre otras tantas cosas)

Los que dice Miuccia Prada va a misa. Y si diseña abrigos con caras y arco íris no vamos a ser nadie para cuestionarla. Y para gustos los colores versiones

Lo que dice ( y hace) Miuccia Prada es palabra de Dios #teamMiuccia. Y si le da por abrigos con caras y arcoíris, abrigos con caras y arcoíris it is (son de la colección de otoño-invierno 2014 pero todavía se vende alguno, por si te interesa).

¿Y cómo fue aquello de los botines-calcetín de piel que presentó en l colección de Primavera/Verano 2013? Pues se agotaron. Ni más ni menos.
¿Y cómo fue aquello de los botines-calcetín de piel que presentó en la colección de Primavera/Verano 2013? Pues se agotaron nada más salir a la venta. Y así con todo. Porque ella lo vale.

Los monstruitos peludos de Fendi

¿Hola??? ¿Perdona?
¿Hola??? ¿Perdona? Visto entre bambalinas en el desfile otoño-invierno 2016 de Fendi.

La última hornada de Monster Fur charms de Fendi es todavía más adorable que la anterior. ¡Ay señor este káiser! Cuando no nos la mete doblada con sus Karlitos, o con Choupette, hace que nos pirremos por unos llaveros de pelo que ríete tú de los Furby.

[show_shopthepost_widget id=”1680319″]
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>